Mutardos

Novedades

Mutardos

Nadie sabe cómo ni por qué comenzaron a surgir los primeros mutardos. Posiblemente, todos los productos químicos y radiación que había en el ambiente del Páramo tuvieran bastante que ver, sin descartar experimentos de investigación genética de la gente de las Megalópolis, o simple selección natural. La cuestión, es que se trata de gente con mut...

Nadie sabe cómo ni por qué comenzaron a surgir los primeros mutardos. Posiblemente, todos los productos químicos y radiación que había en el ambiente del Páramo tuvieran bastante que ver, sin descartar experimentos de investigación genética de la gente de las Megalópolis, o simple selección natural. La cuestión, es que se trata de gente con mutaciones extrañas como un tercer brazo, escamas o cuerpo de babosa.

Los mutardos no suelen ser demasiado populares, pasando de la aceptación de mala gana en algunos asentamientos, a ser objeto de cacerías en otros. Algunos con pequeñas taras tratan de ocultar su condición a los demás, y otros están tan alejados de la humanidad que no son aceptados ni siquiera en los lugares más liberales. Gran parte de ellos, han fundado su propios asentamientos o bandas, bien para vivir tranquilos o por creerse la siguiente escala en la evolución.

Los mutardos no suelen estar muy bien equipados, ya que en general la gente prefiere no comerciar con ellos, pero cuentan con una variedad de mutaciones que puede contrarrestarlo.

Más
Mostrando 1 - 15 de 15 items
Mostrando 1 - 15 de 15 items
Mutardos

Mutardos

Nadie sabe cómo ni por qué comenzaron a surgir los primeros mutardos. Posiblemente, todos los productos químicos y radiación que había en el ambiente del Páramo tuvieran bastante que ver, sin descartar experimentos de investigación genética de la gente de las Megalópolis, o simple selección natural. La cuestión, es que se trata de gente con mutaciones extrañas como un tercer brazo, escamas o cuerpo de babosa.

Los mutardos no suelen ser demasiado populares, pasando de la aceptación de mala gana en algunos asentamientos, a ser objeto de cacerías en otros. Algunos con pequeñas taras tratan de ocultar su condición a los demás, y otros están tan alejados de la humanidad que no son aceptados ni siquiera en los lugares más liberales. Gran parte de ellos, han fundado su propios asentamientos o bandas, bien para vivir tranquilos o por creerse la siguiente escala en la evolución.

Los mutardos no suelen estar muy bien equipados, ya que en general la gente prefiere no comerciar con ellos, pero cuentan con una variedad de mutaciones que puede contrarrestarlo.